URSI 2016 UAM - XXXI Simposium Nacional de la Unión Científica Internacional de Radio
URSI 2016 UAM
URSI 2016 UAM URSI 2016 UAM URSI 2016 UAM URSI 2016 UAM URSI 2016 UAM URSI 2016 UAM URSI 2016 UAM
URSI 2016 UAM - XXXI Simposium Nacional de la Unión Científica Internacional de Radio URSI 2016 UAM - XXXI Simposium Nacional de la Unión Científica Internacional de Radio

Programa Social


 


Cóctel de Bienvenida en el Madrid de los Austrias

Lunes 5 de Septiembre, de 18:00 a 22:00.


 


Visita y Cena de Gala en el Real Sitio de La Granja de San Ildefonso

Martes 6 de Septiembre, de 15:30 a 23:30.

Situado en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, a tan sólo una hora en autobús de la Universidad Autónoma de Madrid, desde donde se partirá. El autobús de vuelta realizará paradas en diferentes ubicaciones desde la propia Universidad hasta el centro de Madrid.

  • Visita a la Real Fábrica de Cristales – Centro Nacional del Vidrio

    Recorrido por la Real Fábrica de Cristales de La Granja – Fundación Centro Nacional del Vidrio como único sitio de referencia en España en el sector del vidrio artesanal, donde se verán tanto sus magníficas colecciones de piezas de vidrio como su trabajo en los hornos o técnicas aplicables sobre el vidrio.
  • Visita al Palacio Real de La Granja de San Ildelfonso

    El Palacio Real de La Granja de San Ildelfonso es una de las residencias de la familia Real Española y sus reales jardines (con una extensión de ciento cuarenta y seis hectáreas) son unos de los mejores ejemplos del diseño de jardines de la Europa del siglo XVIII.
  • Cena de gala en el Parador de La Granja

    La cena de gala del Simpósium tendrá lugar en el Parador de La Granja en un entorno monumental y natural.

 


Visita guiada a pie por el Madrid de los Austrias

El recorrido por el Madrid de los Austrias dará comienzo en la Plaza Mayor, ubicada a escasa distancia de la Puerta del Sol. Los orígenes de la Plaza Mayor se remontan al siglo XVI, cuando se instaló allí un mercado a las afueras de la villa de Madrid, en la confluencia de las calles Atocha y Toledo. Por esta última proseguirá el recorrido, que permitirá admirar desde el exterior la castiza Colegiata de San Isidro, la cual alberga los restos del homónimo patrón de Madrid. Junto a la colegiata se erige el Colegio Imperial, centro de enseñanza originario del siglo XVII y que hoy alberga un instituto. Avanzando por la calle Toledo, se llegará a la Plaza de la Cebada, que debe su nombre al mercado que se levanta en ella. Saliendo por la calle de la Ruda, se llegará a la plaza de Cascorro, donde comienza la calle Ribera de Curtidores, de gran trasiego los domingos puesto que se instala allí el conocido mercado al aire libre de El Rastro. El recorrido se desviará al comienzo de esta calle para desembocar en la Plaza del General Vara del Rey, junto a la cual se halla el Centro Cultural UAM La Corrala, donde se celebrará el cóctel de bienvenida del Congreso.

Índice Programa Social Lunes 5 de Septiembre


Cóctel de Bienvenida URSI 2016: Centro Cultural UAM La Corrala

El cóctel de bienvenida del Simposium tendrá lugar en el Centro Cultural La Corrala – Museo de Artes y Tradiciones , situado en el centro de la ciudad, en la histórica corrala de la calle de Carlos Arniches, en mitad de El Rastro

Las corralas fueron una tipología propia del Madrid del siglo XIX, que permitía dar cobijo a las numerosas familias que llegaban de los pueblos a la capital en busca de trabajo. No es casual, que la mayoría de ellas se instalaran en entornos cercanos a fábricas. Aún hoy, Lavapiés, Embajadores y el barrio de La Latina, son las zonas donde mayor número de corralas se concentran, por su cercanía al antiguo matadero y a la Fábrica de Tabacos.

Aunque las tipologías de las viviendas de corredor son variadas, dependiendo de la figura que dibuje su planta, la más característica es aquella que dispone sus corredores en torno a un patio central, dando como resultado una planta en forma de U o de O, si el patio está cerrado por sus cuatro lados. Esta es la tipología de la Corrala de la calle Carlos Arniches, levantada en torno a 1860 en pleno Rastro. En sus orígenes su planta baja debió servir como galería comercial y parada de carros, junto con viviendas y posadas instaladas en su primera planta y en la zona abuhardillada.

Desde su construcción y hasta los años 90 del siglo XX, la Corrala ha estado habitada. En los últimos años, antes de la rehabilitación, el mal estado de conservación llevó a pensar incluso en su demolición; afortunadamente, y a partir de 2002, el edificio ha sido rehabilitado, hasta lograr un lugar de eventos para la UAM en un edificio tan singular, enclavado en el corazón del Madrid tradicional.

Índice Programa Social Lunes 5 de Septiembre


Visita a la Real Fábrica de Cristales – Fundación Centro Nacional del Vidrio

La Real Fábrica de Vidrios y Cristales de La Granja fue una manufactura real construida en el Real Sitio de San Ildefonso (en la actual provincia de Segovia) en el siglo XVIII. La Real Fábrica se construyó con la llegada de la dinastía de los Borbones a España en 1727, reinando Felipe V. En este año Buenaventura Sit instala, financiado por la corona, un pequeño horno de vidrios planos para abastecer al Palacio de La Granja de ventanas y espejos. Sit era un oficial que había trabajado en la fábrica de vidrios finos de Nuevo Baztán, cerrada debido a las dificultades para aprovisionarse de combustible. En 1737 se consiguen mejoras en la fabricación mediante la técnica del colado, que permitía obtener vidrios mayores de 3,5 x 2 m.

En 1746, el maestro francés Dionisio Sibert impulsa la fabricación de cristales labrados (o franceses), utilizando plomo en su composición y en 1750, el maestro alemán Juan Eder inicia la fabricación de vidrios entrefinos (o alemanes), utilizando vidrio de base potásica. En 1836, la Hacienda Real se hizo cargo formalmente de las instalaciones, convirtiéndose en una nueva Fábrica Real que, a diferencia de otras reales fábricas, no consiguió autofinanciarse, dependiendo siempre de las aportaciones del erario.

La localización de la fábrica tuvo como elemento decisivo la abundancia de combustible disponible en la zona: los pinares de Valsaín y los robledales adyacentes. Para garantizar el suministro, la Corona impuso en 1761 a la comunidad de ciudad y tierra de Segovia la venta forzosa de dichos pinares y robledales. Las arenas y arcillas refractarias necesarias como materia prima y material de fabricación provenían de localizaciones próximas: Bernuy de Porreros, Brieva y La Lastrilla.

La época de esplendor de la Real Fábrica fue la de los reinados de Carlos III y Carlos IV. Entre 1770 y 1772 se construyó el edificio que actualmente se conserva en San Ildefonso, destinado a fábrica de cristales planos. En esta época, la Real Fábrica disponía de privilegios reales que le otorgaban el monopolio de la venta de vidrios en Madrid y los reales sitios. Sin embargo, desde el punto de vista financiero, la Real Fábrica vivió siempre de las asignaciones reales. Esto era así porque los precios de venta fueron fijados, por motivos políticos, por debajo del coste de fabricación.

Con la guerra de la Independencia la producción se detiene, y en 1815, Fernando VII decide de nuevo empezar con la producción de vidrio. No obstante, a la muerte del rey, y sin la ayuda económica de la corona, se paraliza la fabricación y los edificios se alquilan a particulares.

En 1911 se establece la Cooperativa Obrera Esperanza, que arrienda los edificios para empezar a fabricar de nuevo vidrio plano. En 1963 se dio por terminada definitivamente la fabricación de lana de vidrio en la Real Fábrica de Cristales de La Granja. El edificio quedó, pues, sin uso, y en total abandono hasta 1982, en que se constituye la Fundación Centro Nacional del Vidrio, que inicia su restauración y revitalización, recuperando la antigua imagen que ofrecía todo el conjunto, con la instalación del Museo Tecnológico del Vidrio, la Escuela del Vidrio y el Centro de Investigación y Documentación Histórica del Vidrio.

Índice Programa Social Martes 6 de Septiembre


Visita al Palacio Real de La Granja de San Ildelfonso

El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso se halla situado en la localidad segoviana del Real Sitio de San Ildefonso, en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama, a 13 kilómetros de Segovia, y a unos 80 kilómetros de Madrid. Su nombre proviene de una antigua granja que los monjes jerónimos del monasterio de El Parral tenían en las inmediaciones.

La vertiente septentrional de la Sierra de Guadarrama es durante la Edad Media lugar de caza reservado para los Reyes de Castilla, muy frecuentado por éstos dada la riqueza cinegética de la zona y su proximidad a la ciudad de Segovia. Felipe V frecuenta los reales montes de Valsaín, cazando en compañía de la reina y del duque del Arco hacia el año 1718. Se enamora del paisaje y de la riqueza cinegética de la zona, y decide levantar un palacio en el lugar en que se encontraba la ermita de San Ildefonso. El rey acaba demostrando que había sido educado en la corte de Luis XIV y el palacio se asemeja enormemente al palacio de Versalles. A partir del año 1724, el Real Sitio comienza a adquirir su máximo esplendor, pues ya no es un palacio más de la geografía española sino que pasa a ser la residencia veraniega del rey y de su correspondiente corte.

Durante el reinado de Carlos III el Real Sitio adquiere su ordenación definitiva. Durante los siglos XVIII y XIX, el Palacio de San Ildefonso es residencia de verano de los Borbones y en él se celebran hechos relevantes como la boda de Carlos IV o la firma del Tratado de San Ildefonso entre España y Francia. Sufre un devastador incendio el 2 de enero de 1918 que afecta a la techumbre de todo el palacio y a la Casa de Canónigos, quedando destruidos los frescos que decoraban los techos de la planta alta, algunas lámparas de cristal y bronce, muebles y las riquísimas telas que adornaban las paredes de los salones de esta planta. Posteriormente restaurado, el interior del Palacio es profundamente barroco con hermosos frescos en los techos y molduras de madera policromada con oro. También destacan las impresionantes lámparas de vidrio fabricada en la Real Fábrica de Vidrio de La Granja.

Con una extensión de ciento cuarenta y seis hectáreas, los impresionantes jardines rodean el palacio y son uno de los mejores ejemplos del diseño de jardines de la Europa del siglo XVIII. Se usaron las pendientes naturales de las colinas que circundan el palacio como ayuda para la perspectiva visual y como fuente de energía para hacer brotar el agua de cada una de las veintiuna fuentes monumentales que decoran el parque. Al contrario que en Versalles, donde tuvieron muchos problemas para conseguir la presión del agua para las fuentes, en el Palacio de la Granja se consigue una presión no vista hasta entonces en la época, que permite que algunas fuentes superen los 40 metros de altura.

Índice Programa Social Martes 6 de Septiembre


Cena de gala en el Parador de La Granja

El Parador, inaugurado en fecha muy reciente, ha sido ubicado en los edificios históricos de la Casa de los Infantes y en el cuartel de la Guardia de Corps, ambos mandados construir por Carlos III. El primero, donde se encuentran las habitaciones, estaba destinado a la servidumbre de los dos hijos del rey: Gabriel y Antonio de Borbón y Sajonia.

Las habitaciones dan con sus puertas al hermoso patio de ladrillo y arquería en las cuatro plantas, a los pies de las cuales una fuentecilla acompaña el melodioso silencio contemplativo de Apolo. Por otro lado, del antiguo cuartel de la Guardia de Corps se han conservado sus fachadas, para instalar en su interior salón, restaurante y auditorios.

De por estos lugares es enorme la fama de los judiones, introducidos en el área por la monarquía desde su nativa América. El llamado judión es técnicamente el Phaseolus Coccineus de grano blanco y aquí se prepara con Matanza y algo de Verdura.

Además, las largas temporadas que los reyes han pasado por San Ildefonso han dejado otros rastros en la gastronomía local, especialmente en platos en que se ven involucrados codornices y pichones, también en las sopas, abundantes y reforzadas con yemas, y en los dulces. Pero el sello mayestático de toda la cocina segoviana lo ostenta, más que ningún otro plato, el cochinillo que en la capital alcanza dimensiones de monumento. Es un plato cuyo secreto principal radica en la juventud del animal y en el cariño del horneado

Índice Programa Social Martes 6 de Septiembre

URSI 2016 UAM - XXXI Simposium Nacional de la Unión Científica Internacional de Radio
URSI 2016, Escuela Politécnica Superior, Universidad Autónoma de Madrid
C/ Francisco Tomás y Valiente, 11, Campus Universitario de Cantoblanco, 28049 Madrid

ursi2016@uam.es